Latest Entries »

Las tropas aliadas, a las que el líder árabe llamó “los nuevos nazis”, continúan bombardeando enclaves estratégicos; el gobierno del país africano anunció un alto al fuego; ya hay casi 100 muertos; rechazo a la ofensiva de la coalición; Italia se sumó a la intervención militar

TRIPOLI.- Mientras Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña intensifican los ataques en Libia para intentar detener los avances del régimen, de acuerdo a la reciente resolución de la ONU, el gobierno de Muammar Khadafy anunció un alto al fuego.

El cese anunciado tiene lugar a partir de las 19 GMT (16 de Buenos Aires) en respuesta a una petición de la Unión Africana (UA) y de conformidad con la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Libia, según informó la cadena de televisión Al Arabiya.

Al respecto, el secretario general de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, en una conferencia de prensa ofrecida en El Cairo, Egipto, aseguró que espera que Khadafy cumpla esta vez con su promesa. Es que es la tercera vez en cuatro días que el régimen libio anuncia un alto el fuego y que, según las fuerzas de la coalición, no es respetado.

En tanto, Italia se sumó a la intervención militar aliada. Hoy, cuatro aviones Tornado de ese país participaron en una misión en Libia, según consignaron los medios locales.

El ministro de Defensa italiano, Ignazio La Russa, había anunciado que Italia había puesto a disposición de la coalición internacional para sus operaciones en Libia ocho aviones, utilizables “en todo momento”.

Según el ministro de Relaciones Exteriores italiano, Franco Frattini, la coordinación de esas operaciones es realizada por la 6 Flota norteamericana basada en Nápoles.

El desafío . Khadafy, en tanto, volvió a mostrarse desafiante, al asegurar que su país está preparado para una “larga guerra” y calificar a la coalición internacional como “el nuevo nazismo”. Sostuvo que las fuerzas aliadas no podrán afrontar, agregó Khadafy en su segunda intervención pública desde la operación iniciada contra su régimen por fuerzas internacionales y auspiciada por la ONU para proteger a los civiles libios. Para el líder libio, la victoria final de su país es “inevitable” y todas las ciudades acabarán rebelándose “contra estos actos propios de un nuevo colonialismo”.

“Estamos en nuestra tierra, los libios están unidos detrás de una dirección unificada. Vamos a luchar en un frente amplio”, expresó, al mismo tiempo que reiteró que no lo doblegarán los líderes aliados a los que calificó de “salvajes y criminales” y les vaticinó que caerán como “Hitler y Mussolini”.

Para el líder libio, el ataque de las fuerzas aliadas es una “nueva guerra de las cruzadas para borrar el Islam”, y los occidentales, con esta acción, en lugar de hundirlo, le están dando la “oportunidad de liderar una nueva revolución popular”. “Dios está con nosotros, el diablo está con vosotros. Todos los libios están listos para el martirio. Vamos a ganar y vosotros vais a morir”, subrayó, antes de asegurar que “esta guerra ya no es un problema interno de Libia sino un conflicto entre el pueblo libio y los nuevos nazis”.

“Luchamos para defender nuestra tierra y nuestro petróleo”, indicó en otro momento de su alocución para destacar que “la víctima siempre acaba venciendo” a los “bárbaros y al terrorismo”. Libia será liberado “palmo a palmo” y el Islam y su país serán, a partir de ahora, “más fuertes”, concluyó.

Operativo “exitoso”. El inicio del operativo internacional dirigido a establecer una zona de exclusión aérea en Libia “ha sido exitoso” y se detuvo la ofensiva del gobierno sobre Benghazi, bastión de los rebeldes, dijo el máximo responsable del ejército de Estados Unidos, el almirante Michael Mullen.

Estos comentarios ocurren luego de que una coalición internacional liderada por Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña iniciara ayer su ofensiva contra el régimen de Khadafy, al tiempo que el presidente Barack Obama descartaba el despliegue de tropas terrestres en lo que llamó una “acción militar limitada”.

Esta mañana, tres bombarderos furtivos estadounidenses lanzaron 40 bombas sobre un importante aeródromo libio, en un intento por destruir gran parte de la Fuerza Aérea del país, informaron autoridades militares.

Al menos 19 aviones, incluyendo los bombarderos furtivos, participaron en los bombardeos sobre objetivos libios, indicó el Comando Africa de Estados Unidos, con sede en Alemania. “Lo que estamos haciendo, con nuestros socios de la coalición, es la fase inicial de una operación para intentar crear las condiciones para poder establecer una zona de exclusión aérea”, dijo el portavoz Kenneth Fidler.

Ayer, en el marco del inicio de la operación bautizada Odisea del Amanecer, la aviación francesa primero destruyó varios blindados libios que intentaban atacar el bastión rebelde de Benghazi. En una segunda fase, las fuerzas de Estados Unidos y Gran Bretaña lanzaron, por lo menos, 110 misiles Tomahawk contra emplazamientos de la defensa antiaérea y los sistemas de comunicación libios.

Mediante la resolución 1973, el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó, el jueves pasado, el uso de la fuerza y la imposición de una zona de exclusión aérea para proteger a la población libia de la contraofensiva lanzada por Khadafy para aplastar a la rebelión civil, que, desde mediados de febrero, tomó el control de varias ciudades.

Rechazo a la ofensiva de la coalición
Venezuela, Ecuador, Uruguay, Nicaragua y el ALBA rechazaron la intervención en Libia. El gobierno ecuatoriano calificó de “inadmisible la intervención producida por potencias extranjeras” en Libia, y señaló que dicha “intrusión lamentablemente promueve la escalada de violencia”.
El presidente Hugo Chávez advirtió a su par Barack Obama que Venezuela no será una segunda Libia. “El imperio yanqui tomó la decisión de derrocar a Khadafy, de aprovechar la insurgencia popular para derrocarlo, e incluso matarlo, y sobre un mar de sangre adueñarse del petróleo (…) Ni se les ocurra venir aquí a por el petróleo venezolano”, advirtió Chávez durante su programa dominical “Aló Presidente”, difundido por radio y televisión.
El presidente uruguayo, José Mujica, calificó hoy de “lamentable” el ataque militar de la coalición internacional contra Libia.”Este ataque implica un retroceso en el orden internacional vigente”, declaró Mujica al diario La República. El mandatario sostuvo que “es mucho peor el remedio que la enfermedad” y agregó que “eso de salvar vidas a los bombazos es un contrasentido inexplicable”. Y concluyó: “Todo esto es para llorar”.
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, condenó la intervención militar internacional en Libia y denunció que ese operativo es para adueñarse del petróleo de ese país africano.”Este semejante despliegue militar no sólo aterroriza al pueblo libio sino a toda la región que está de cara al Mar Mediterráneo como que no bastara la tragedia en Afganistán y en Irak”, añadió.
El consejo ministerial del área social del ALBA, integrado por Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Dominica, Antigua y Barbuda, y San Vicente y las Granadinas, expresó “su total rechazo y condena a la incursión militar imperialista contra el pueblo libio”, y dijo que la acción pretendía “apropiarse de sus recursos naturales”.

El comandante de la OTAN en Afganistán se disculpó el miércoles por la muerte accidental de nueve niños afganos que recogían leña para sus familias en la provincia de Kunar, fronteriza con Pakistán.
Los infantes fueron masacrados por un “error de comunicación” entre los atacantes.
Cuando el Agente federal del Servicio de Inmigración y Aduanas estadounidense (ICE), Jaime Zapata, fue asesinado en México el 15 de febrero, se revolvió el imperio en su implacable furia y su voz altanera cruzó desafiante su frontera Sur.
Sin embargo, ante el injustificado asesinato de los infantes afganos, prima el silencio y basta con una disculpa de los ocupantes de la nación centroasiática para zanjar el imperdonable incidente.
El general estadounidense, David Petraeus, al mando de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), declaró: “Estamos profundamente apenados por esta tragedia y pedimos perdón a los miembros del gobierno afgano, al pueblo de Afganistán y más importante, a los miembros de las familias de los que murieron por nuestras acciones”.
Por su parte, al referirse a la matanza, el presidente Hamid Karzai preguntó el miércoles: -“¿Es éste el modo de combatir el terrorismo y mantener la estabilidad en Afganistán?”.
Resulta inevitable la pregunta: ¿Qué sanción espera a los responsables de esta tragedia?
¡No lo sabemos!
¿Se conformaría el gobierno norteamericano, el pueblo de Estados Unidos y los miembros de los familiares de Jaime Zapata con una disculpa del gobierno de México?
En el atentado, perpetrado cuando los agentes viajaban de la Ciudad de México a Monterrey, resultó herido el funcionario norteamericano Víctor Ávila.
En respuesta a la agresión, la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA), con la colaboración de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), del FBI y de otras agencias, realizó una redada en 150 localidades estadounidenses.
El gigantesco operativo se desarrolló nueve días luego del ataque a los agentes y apenas pocas horas después del sepelio de Zapata.
Según la DEA, la redada tuvo el propósito de interrumpir operaciones de distribución de drogas en territorio de Estados Unidos y enviar un mensaje a los cárteles de que “no tolerarán el asesinato de un agente estadounidense” o de cualquier funcionario de Estados Unidos.
Durante la acción fueron detenidas 676 personas vinculadas al tráfico internacional de drogas. Además, se incautaron 12 millones de dólares, cientos de kilos de diferentes drogas, 282 armas y 94 vehículos.
¿Estuvo la gigantesca operación impregnada de un espíritu revanchista hacia México?
Si los delincuentes estaban previamente localizados: ¿Por qué no fueron arrestados en su momento?
Pero más provocador y peligroso resultaron las declaraciones de altos cargos del gobierno de Barack Obama, entre ellas, las de Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, quien aventuró una posible unión entre el narcotráfico mexicano y la organización terrorista Al Qaeda.
Por su parte, el subsecretario de la Defensa de Estados Unidos, Joseph W. Westphal, atribuyó una forma de insurgencia en México con los cárteles, “que está justo sobre nuestra frontera”. Y aunque más tarde fue obligado a desmentirse, la cruda advertencia ya había sido lanzada.
La masacre de niños afganos

Pero en Afganistán no fue el “crimen organizado” el que perpetró los asesinatos de los niños, sino las fuerzas militares del civilizado Occidente, gendarmes inveterados del orden, la paz y la justicia en el planeta.
Según el Washington Post, la OTAN reconoció que la matanza se produjo cuando los ataques de los helicópteros y la artillería se dirigieron “contra el blanco equivocado”.
No es la primera vez ni será la última que el fuego aliado asesine impunemente a la población afgana o iraquí.
Las bajas civiles provocadas por los ataques indiscriminados de la Alianza, encabezada por Estados Unidos, se ha convertido en una constante fuente de fricción entre el gobierno afgano y las fuerzas internacionales.
¿Cómo confiar entonces en aquellos que utilizan falsas banderas para intervenir en el mundo so pretexto de evitar que se derrame sangre inocente?
Ahora, poderosos miembros de la OTAN se preparan para acciones militares contra Libia, que conducirán irremediablemente a azuzar una guerra civil y a la fragmentación del Estado norafricano.

La Marina Armada de México reconoció ayer oficialmente que negocia con la empresa rusa Rosoboronex-port la compra de los potentes aviones jet de combate Sukhoi. Los modelos considerados en las pláticas son variantes del jet Su-27 con capacidad para cubrir el espacio aéreo mexicano en un solo vuelo y con misiles de combate aéreo que pueden derribar aeronaves de cualquier tamaño a una distancia de 100 kilómetros, ya sea que vuelen a ras del suelo o que viajen a más de 20 mil metros de altitud.

En un documento recibido por MILENIO luego de una solicitud de acceso a la información, la Armada señaló además que el otro modelo considerado es el aún más potente Su30MK, éste con capacidades adicionales para el bombardeo de precisión a tierra.

Un Su-27, de segunda mano, puede costar unos 10 o 12 millones de dólares, pero esta opción, la más económica, depende para concretarse de que Rosoboronexport tenga existencia de aviones entregados por alguno de sus clientes, el ejército ruso seguramente.

Un Su-27 en existencia, pero con equipo de combate modernizado, puede llegar a alcanzar los 15 millones de dólares, dependiendo del radar con el que cuente y el armamento que pueda portar.

La opción de lujo, también especificada en la respuesta de la Marina a la solicitud de acceso a la información, es el Su-30MK, con capacidad para realizar ataques de precisión a tierra, abatir todo tipo de aeronaves de día y de noche, pero que cuesta unos 30 millones de dólares.

Un grupo operativo debe constar de entre 4 y 6 aviones al menos para la cobertura de un territorio como el mexicano.

La configuración del equipo mexicano, según indica el informe final de 2006 de la Marina, sería posiblemente el de cinco aviones Su-27 modernizados y un solo Su-30MK.

Hasta ahora habían surgido versiones no oficiales de que la Armada pretendía comprar este tipo de aviones o los suecos Grippen, siempre bajo el argumento de la protección a las instalaciones petroleras de la Sonda de Campeche.

La Marina no menciona en su respuesta a la compañía sueca y la adquisición de aviones Sukhoi implicaría que la exclusiva tarea de cubrir la Sonda de Campeche resultaría muy pequeña para la capacidad del aparato.

Los dos modelos considerados son capaces de combatir a 3 mil 500 kilómetros de su base de operación (más de la distancia lineal entre la Ciudad de México y cualquier punto del país), pueden volar a dos mil 200 kilómetros por hora y tarda un par de minutos en alcanzar una altitud de 15 mil metros y detectar una aeronave que se encuentre a 250 metros de distancia.

El nombre final del Sukhoi mexicano podría ser Su-30MKX o Su-30MKM, pues la última letra es designada por la empresa para especificar al avión con el país comprador.

El otro comprador latinoamericano de este tipo de aparatos es la aviación venezolana comandada por Hugo Chávez.

Ágil cazabombardero

La producción de estos aviones comenzó en los años 80 bajo el auspicio de la entonces Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas.

Competencia con otros aviones en Latinoamérica: F-16 (Venezuela y Chile), que es mucho menos potente. Mig 29 (Perú), también de fa-bricación rusa, que es un caza más pequeño.

Es el cazabombardero más ágil en su tipo, superado sólo por aviones de nueva generación que aún no entran plenamente en servicio.

El Su-27 es un avión monoplaza, en tanto que el Su-30 es de doble cabina, la primera para el piloto y la segunda, alineada atrás, para el operador de armamento.

Eventualmente útil para México es la capacidad de cargar armas aire-mar, lo que permitiría atacar embarcaciones cualquier embarcación.

La compra de varios Su-27 y un Su-30 obedece a que este último aparato puede operar como comandante de los demás, agrupar las computadoras de abordo y asignar blancos automáticamente a cada piloto.

Muchas veces la armada ha intentado comprar aviones F-18 de EU, SU-27 de Rusia y JAS 39A Gripen de Suecia este ultimo modelo fue el que mas le lleno el ojo al secretario de marina de la administracion pasada pero nunca se han concretado las compras ya que el congreso no ha otorgado los recursos para adquirir estas naves tambien la FAM ha intentado renovar sus aviones de combate solo lo han hecho en sus helicopteros tanto la Armada y FAM la Armada adquirio los helicopteros panther y la FAM los blackhawk

en Mexico si hay dinero para todo esto pero como sabemos los politicos se quedan con todo el dinero un dia visite un astillero naval y me comento un oficial que Mexico tiene capacidad y personal capacitado en sus fuerzas armadas para crear todo lo que tienen los paises desarrollados pero Mexico no lo necesita ya que no es un pais belico

en lo que respecta en que si EU tiene algo que ver en esto pues si tiene y mucho ellos han insistido en vendernos los aviones F14, F15, F16 y F18 que van a desechar y que van a ser reemplazados por los F22 y F38 y tambien las interesa que Mexico este muy bien armado ya que es uno de sus principales aliados en el continente, pero las opciones favoritas de los secretarios han sido los SU-27 rusos y el JAS-39A Gripen sueco ya que estos son los modelos mas recientes creados por estos paises y no serian aviones de segunda, en caso de que sean adquiridos serian nuevos de paquete
ultimamente se ha estado comentando acerca de la creacion de una agencia espacial mexicana si se llaga a crear o si ya se creo Mexico tendria que adquirir aviones veloces de este tipo ya sea para llevar acabo investigaciones cientificas en grandes altitudes y grandes velocidades y entrenamiento para su personal con los F4 que tenemos no se podrian hacer estas actividades ya que estas naves estan demasiado obsoletas y seria un riesgo volar a grandes alturas y grandes velocidades ya que los F4 cumplieron su ciclo de vida

En los últimos días hemos conocido la intención de la Sedena de comprar 12 aviones caza F-16 para crear una nueva ala de pelea de la Fuerza Aérea, pero la dependencia no ha explicado con seriedad por qué necesita esos aviones y qué quiere hacer con ellos. Decir que esa compra forma parte de la modernización de la Fuerza Aérea puede sonar razonable, dado el atraso y debilidad de esa rama de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, eso no convenció a los diputados de incluir la compra en el presupuesto.

La Fuerza Aérea tiene una capacidad limitada de combate y su flota está diseñada para contrainsurgencia y combate al narco. Su equipo principal consiste en 10 aviones F-5, dos de ellos disponibles para combate y los demás para entrenamiento. El resto de su flota de pelea son ocho aviones de contrainsurgencia AT-33A y 66 PC7. ¿De dónde, pues, la necesidad de comprar una flota de F-16, un avión para combate aéreo y el lanzamiento de misiles aire-tierra?

El proyecto tiene varias aristas problemáticas. La primera es que de pronto la Sedena reclama presupuesto para comprar aviones de combate sin que México tenga planes militares en una política de defensa nacional. La segunda es financiera. Los F-16 no son un arma económica. La Sedena prevé que cada uno cueste 400 millones de pesos. Pero los sistemas de armas y la logística de ese avión pueden duplicar su costo. Un número reducido de F-16 tampoco es recomendable para una fuerza aérea. Mientras más naves de ese tipo existan en la flota de un país, mayor será la efectividad de su sistema de defensa.

Según Military Periscope, una empresa con datos de las fuerzas armadas del mundo, Chile tiene 10 F-16C y ocho F-16D y ha encargado otros 18 más. Su Fuerza Aérea es quizá la más poderosa de América Latina con 75 aviones de combate y su flota de entrenamiento, transporte y reconocimiento. Otros países también cuentan con un poder aéreo importante. Brasil no tiene F-16, pero sí 55 aviones F-5 y 40 AMX fabricados en ese país. Venezuela tiene 17 F-16A y cuatro F-16B, además de 14 aviones Mirage franceses. Cuba tiene casi 200 aviones Mig rusos para su defensa nacional, pero una parte de ellos carece de operatividad o está almacenada.

México, en cambio, no tiene una política de defensa definida más allá del uso interno que le han dado los sucesivos gobiernos. El resultado es que al cabo de décadas de moldear a las Fuerzas Armadas para misiones de contrainsurgencia, seguridad pública y procuración de justicia, la Fuerza Aérea ha quedado relegada en los sótanos del poder aéreo en América Latina.

En este contexto, aumentar la capacidad de defensa aérea del país es importante, pero se requiere hacerlo como parte de un plan general de transformación de las Fuerzas Armadas y fundamentarlo en una política de seguridad y defensa nacional coherente.

Ya porfin estoy en mi nueva casa, junto a la mujer que amo, de ahora en adelante a luchar y a dedicarme a mi hogar

Nueva Vida

hola a todos, hoy empiezo una nueva vida, ya tengo mi casa, y me mudo con la mujer que amo, que es el amor de mi vida, gracias MONICA BERENICE CASTILLO UGALDE,  por permitirme entrar en tu vida,  TE AMO.

Musica